Adheridos Local, Crónica

Segunda derrota consecutiva del Adherido B

En su partido correspondiente a la jornada del 20 de Enero del 2013, el Adherido B sumó su segunda derrota consecutiva del nuevo año tras perder por 0 a 1 contra el Pista B.

El equipo empezó apretando, pero pronto se vio que el centro el campo estaba algo fuera de lugar debido a la falta de uno de sus hombres importantes, Raúl Bonet. El equipo rival saltaba las líneas defensivas con facilidad llegando a conseguir varias jugadas de peligro e incluso un uno contra uno que Rafa, portero del cadete que sustituía al expulsado Baena, era capaz de solventar con éxito tras una gran parada. Hay que destacar al joven meta, formado en la cantera del Vedruna desde prebenjamines y que siempre ha sido una de las mayores promesas del club. Este partido, pese a la derrota, sirvió para confirmar que esa promesa ya es toda una realidad (y eso que todavía se encuentra en edad cadete) y que estará ahí cuando cualquier vedruna lo necesite.

Antes de llegar al descanso, una falta indirecta sin aparente peligro, sirvió para hacer patente la desconcentración en momentos puntuales del partido y para que un jugador del Pista B, entrando solo ante la pasividad de la defensa amarilla, consiguiera el 0 a 1 favorable al equipo blanquiazul. El equipo gozó de buenas ocasiones, incluso de una que acabó en el larguero, pero con este resultado se llegaría al medio tiempo.

En la imagen, entre otros, Rafa (en edad alevín), que debutó con el Adherido B.

En la imagen, entre otros, Rafa (en edad alevín), que debutó con el Adherido B.

Pese a que en la segunda parte se realizaron algunos cambios, el juego no se modificó en exceso y continuó siendo bastante poco fluido, con escasa posesión de la pelota por parte del B, que incluso pudo ver su desventaja aumentada de no ser por el mencionado Rafa, que fue sin duda el mejor del encuentro. A lo largo de los segundos 45 minutos el equipo no tuvo demasiadas ideas y su juego destacó por el atasco en el mismo. La falta de comunicación (desgraciada seña de identidad en algunas jugadas del choque) provocó que Fernando, tras un choque con su hermano Aníbal, tuviese que abandonar el terreno de juego lesionado. De ahí hasta el pitido final, apenas hubo cosas reseñables. Es evidente que hace falta un giro de tuerca en el B, aumentar la velocidad una marcha más y reencontrar ese equipo que tanto maravilló en la primera parte de la liga. El compromiso y el esfuerzo tanto en los entrenamientos como en los partidos deberán ser los máximos en lo que resta de temporada. ¡¡Dale Vedruna!!

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.