Blog

Historias del Relámpago

Como su propio nombre indica, si por algo se caracteriza el Torneo Relámpago es por la brevedad de sus partidos, dos partes de 20 minutos en todas las categorías excepto en primera, en la que únicamente se juega un mini-partido de media hora seguida (eso sí, con la disputa de todos sus partidos en el Campo Municipal de El Collao).

El primer título de campeón de este torneo para el CD Vedruna, lo consiguió el adherido A en su primer año de creación, en la temporada 2004/2005; por aquel entonces militaba en segunda y su máximo rival en todas las competiciones era el Deportivo Modalcoy. Tras proclamarse campeón de liga, el CD Vedruna llegaba a la final como favorito. Todo se ponía de cara en la primera parte, ya que tras una buena jugada combinativa, el balón llega a Navajas que fusilaba al portero rival y colocaba el 1 a 0 en el marcador; parecía que el título se iría a la vitrinas del colegio Carmelitas, pero poco antes de la finalización del choque, el Deportivo Modalcoy conseguía empatar la final. Se llegaba a la tanda de penaltis con el resultado de 1 a 1; Antonio Luque y Mariano convertían sus lanzamientos, mientras que el Deportivo Modalcoy lanzaba uno al palo; llegaba el turno de Navajas, que podía convertirse en la estrella del partido, pero su lanzamiento (con potencia, aunque bastante centrado) era detenido por el arquero rival. Jorge Mauro lanzaba y volvía adelantar al CD Vedruna en la muerte súbita; llegaba el turno del D. Modalcoy, que no corría la misma suerte y fallaba su lanzamiento (detenido por el portero del CD Vedruna) provocando que el conjunto amarillo, con bastantes seguidores del equipo en las gradas de El Collao, alzase la copa de campeón del torneo por primera vez en su corta historia.

 

Tanda de penaltis de la final del Torneo Relámpago de la temporada 2004/2005

Formación del CD Vedruna adherido que consiguió el título de campeón del Torneo Relámpago en la temporada 2004/2005

La siguiente ocasión en la que el CD Vedruna se alzaba con algún título de campeón en El Collao, corría la temporada 2006/2007; el equipo en cuestión era el juvenil, que llegaba a la final después de superar en semifinales al Esides (campeón de liga) en la tanda de penaltis con goles de Edu, Boni y Paco Corral. La final, disputada contra el At. Salesiano, estuvo igualada a lo largo de los 40 minutos que duró; hay que destacar que el encuentro estuvo detenido bastantes minutos debido a la lesión de rodilla de Kike Pastor, que tuvo que ser trasladado en ambulancia al hospital. Tras este desafortunado incidente y con el partido llegando a su fin, Puchero era derribado en el área y el árbitro decretaba penalti y expulsión del portero rival; Boni, con una sangre fría propia de los grandes jugadores, transformaba el lanzamiento y permitía que el juvenil recogiese la primera copa de campeón en categorías inferiores. Una semana más tarde, el equipo se proclamaría subcampeón de las 24 horas tras perder la final, de forma muy injusta, contra el Esides.

CD Vedruna Juvenil 2006/2007 campeón del Torneo Relámpago

La temporada 2010/2011, el que conseguía proclamarse campeón era el CD Vedruna C, que militaba en la 2ª de adheridos de Alcoy. En la final que le enfrentaba a la Peña Juan XXIII B, se imponía por un claro 2 a 0, con goles de Marcos Richart y del juvenil Willy. Fue un partido muy bien planteado por el equipo de la calle Pintor Casanova y por su entrenador Juanfran Soldevilla, que en todo momento controló tanto el encuentro como el resultado. De ésta forma, el CD Vedruna C sucedía al CD Vedruna A que años antes, en la temporada 2004/2005 ya había ganado el título en segunda.

CD Vedruna C 2010/2011

Por último, el campeón más reciente de nuestro club es el CD Vedruna adherido A, que tras perder la final de la temporada 2010/2011 en la tanda de penaltis y frente al Modalcoy (que conseguía su 5º campeonato consecutivo) llegaba a El Collao con ganas de resarcirse y quitarse esa espinita clavada. El torneo se presentaba muy favorable al equipo, cuya nota predominante a lo largo de la temporada había sido la fortaleza defensiva, algo muy importante (el no encajar goles) en un torneo de tan corta duración. El primer partido era una reedición de la final anterior, ya que enfrentaba al Modalcoy CF y al CD Vedruna. El partido fue bastante bronco y sin demasiado juego ni ocasiones por parte de ambos conjuntos, lo cual provocaba que se llegase inevitablemente a la tanda de penaltis. El Modalcoy lanzaba el primero y erraba, por tanto, si el CD Vedruna metía sus tres penaltis pasaría de ronda; así sucedió, ya que Marcos Edo, Robe y Jorge Mauro transformaban sus lanzamientos, que junto al primer penalti detenido por Jandro, colocaba al CD Vedruna más cerca del ansiado título. La semifinal, contra el At. Salesiano, resultaba ser un calco del partido anterior, un encuentro muy táctico en el que predominaban las defensas sobre los ataques y que acababa con un 0 a 0 en el marcador. La tanda de penaltis empezaba igual, con el guardameta del CD Vedruna deteniendo el primer lanzamiento del At. Salesiano; en esta ocasión, el CD Vedruna no iba a convertir sus tres lanzamientos, puesto que Marcos Edo no conseguía transformar el suyo. Robe y Jorge Mauro sí que hacían lo propio, lo cual, unido al tiro al poste de un jugador rojillo, posibilitaba que el equipo se plantase en la deseada final.

Corro formado por los jugadores del CD Vedruna A que disputaron la final del Torneo Relámpago de la temporada 2011/2012

La final contra el Inter Alcoià se convirtió en un partido de mucho sufrimiento, con dos equipos muy cansados debido a la acumulación de minutos y con ganas de conocer el desenlace final del torneo. Como no podía ser de otra forma, el partido iba a terminar con otro 0 a 0 en el marcador, el tercero para el equipo amarillo que llegaba a la tanda de penaltis final con la posibilidad de convertirse en campeón sin lograr ni un solo gol a lo largo de los tres partidos. La tanda de penaltis sería de infarto, con cinco lanzamientos por parte de cada equipo debido a los sucesivos errores. El Inter Alcoià iba a fallar tres lanzamientos, detenidos por el portero del conjunto amarillo, mientras que el CD Vedruna convertía tres de sus cinco lanzamientos (Jose, Jorge Mauro y el meta Jandro). Tras el penalti final y la consecución del título de campeón, los jugadores y miembros del equipo, junto con los aficionados que se encontraban a pié de campo, estallaban de júbilo y satisfacción al poder conseguir el torneo que habían tocado con la punta de los dedos el año anterior. Con este último Relampago, el CD Vedruna conseguía uno de los pocos títulos que se le resistía en la máxima categoría del fútbol local, junto con el de las 24 horas, de cuyo torneo ha sido subcampeón dos años consecutivos; esperemos que el título llegue más pronto que tarde y acabe por completar el palmarés en primera de nuestro querido club.

Instante en el que el CD Vedruna alzaba la copa de campeón

Los jugadores celebrando el título a pie de campo

 

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.